BODEGA

La historia de Guelbenzu se remonta a 1843, cuando se tiene constancia del pago de impuestos por cántaros de vino vendidos por D. Martín María Guelbenzu. 
 
Fue su hijo, D. Miguel Guelbenzu, quien modernizó e impulsó la Bodega, logrando importantes reconocimientos en 1880, medallas y menciones que han pasado a formar parte de la imagen corporativa y de las etiquetas de la gama de vinos, manteniéndose hasta el día de hoy.
 
Varias generaciones después, D. Ricardo Guelbenzu tomó las riendas de la Bodega,  iniciando una nueva etapa de desarrollo y crecimiento, que se inició en 1992 con el lanzamiento de lo que a posteriori ha sido el corazón de nuestra gama de vinos, Guelbenzu Evo y Azul, completándose en 1999 con el vino icono de la Bodega, Guelbenzu Lautus.

BODEGA

Evo significa “duración de las cosas eternas” y con dicho nombre se quiso reflejar la capacidad de crianza y envejecimiento de dicho vino, su virtud para mejorar con el tiempo. Y Lautus hace referencia a “laureado, premiado”, nombre con el que se quiso poner de manifiesto el reconocimiento que dicho vino iba a conseguir a lo largo de su historia.
 
Posteriormente, en el año 2001, la Bodega experimentó un nuevo impulso con la inauguración de sus nuevas instalaciones en Vierlas (zona limítrofe entre Aragón y Navarra), en el paraje de La Lombana, acompañado por el lanzamiento de nuevos vinos ligados a esta nueva ubicación.